Sevilla conmemora sus cien años de historia de la aviación

 

Portada de la Feria de Abril 2010 conmemorativa del Centenario de la Aviación en Sevilla.

 

Sevilla Francisco Mencía, ex presidente de la Fundación Hélice, y Manuel Cruz, director de la Fundación Hélice, ante la réplica del Bleriot XI expuesto en la muestra del Centenario.

 

El alcalde de Sevilla. Alfredo Sánchez Monteseirín, durante la inauguración de la exposición del Centenario de la Aviación en Sevilla.

 

S Vuelo inaugural del A400M en Sevilla, el hito más reciente de la historia de la aviación en la ciudad.

 

Model of C-101 exhibited during the Centenary of Aviation in Seville Show

Empresas Relacionadas: 
Revistas Relacionadas: 
thumbnail
Aeronáutica Andaluza nº14
Enero - Marzo 2010
Jan 1, 2010

Sevilla celebra en 2010 el Centenario de la Aviación y la Aeronáutica, un hito que refleja la estrecha vinculación que la capital andaluza ha mantenido con la industria aeronáutica a lo largo de sus cien años de historia y que hoy día sigue siendo uno de los principales pilares de su economía y actividad empresarial. El programa de actos conmemorativos se inauguró oficialmente el pasado 25 de marzo en el Pabellón del Futuro de la Isla de la Cartuja con la presentación de la exposición “Cien Años de Aviación en Sevilla”

Sevilla acogerá en 2010 un nuevo hito histórico dentro del sector aeronáutico de la ciudad: el Centenario de la Aviación. Si a finales de 2009 el vuelo inaugural del avión de transporte militar A400M marcaba una nueva efeméride en la industria aeronáutica y aeroespacial sevillana y andaluza, durante el presente año la ciudad será escenario de una serie de actividades e iniciativas que servirán para conmemorar los cien años de la aviación y la actividad aeronáutica en la capital hispalense, una de las más intensas a lo largo de la historia en todo el territorio nacional y que se ha mantenido con éxito de manera continua hasta la actualidad.

Sevilla ha estado vinculada al desarrollo de la aeronáutica y la aviación en España desde los inicios, una industria que ha ido creciendo en número de empresas, facturación y empleo en las últimas décadas hasta convertir a la ciudad y a Andalucía, junto al eje que conforma con la Bahía de Cádiz, en el tercer polo aeronáutico más importante de Europa, por detrás de Toulouse y Hamburgo.

Desde comienzos del siglo XX, la aviación y la aeronáutica sevillana han escrito innumerables capítulos dentro del sector y de la historia de la ciudad que ha incluido acontecimientos tan importantes como la construcción y/o montaje de los aviones Dornier Wal, Heinkel 111, el HA 200 “Saeta”, el Northrop F5, el C-101 o el Harrier Plus, o como el desarrollo y puesta a punto en vuelo de los modelos C212, CN-235, C295 o el más reciente del A400M. Una intensa y prolífica actividad aeronáutica que merece ser recordada y puesta en valor para el conocimiento de la ciudadanía en general y que constituye un más que sólido motivo para celebrar el “Centenario de la Aviación en Sevilla”. El programa de actos previsto mostrará a los sevillanos, andaluces o visitantes de cualquier punto de España o el mundo la estrecha relación que la capital hispalense ha mantenido y mantiene con una de sus actividades socioeconómicas, industriales y culturales más importantes durante sus 100 años de existencia.

Tradición aeronáutica

Todo empezó en el año 1910, cuando en el mes de marzo, y dentro del programa de las Fiestas de Primavera de Sevilla, se celebró en el entonces hipódromo de Tablada la “Semana de Aviación”, la primera actividad aerodeportiva de España y una de las principales de Europa.

Esta iniciativa continuaría en los años posteriores con la organización de nuevas exhibiciones aéreas hasta que en 1914, las instalaciones de Tablada comenzaron a utilizarse como aeródromo militar en el que paulatinamente también fue iniciándose la actividad aeronáutica. Poco a poco, Sevilla fue acogiendo algunos de los acontecimientos históricos más importantes de la aviación española, como la inauguración de la primera línea aérea postal regular y comercial del país, la SevillaLarache, en 1927, o grandes vuelos de relevancia mundial como el protagonizado en 1929 por el avión “Jesús del Gran Poder”, desde Sevilla a Bahía, en Brasil, o el realizado cuatro años más tarde por los pilotos Barberán y Collar en el “Cuatro Vientos” a Cuba.

En aquellos años también el dirigible “Graf Zeppelin” tuvo a Sevilla como su última etapa europea antes de sus rutas a través del océano Atlántico. Con el paso de los años, una parte importante de la industria aeronáutica española, de la que había sido pionera la actual Maestranza Aérea de Sevilla, se situó en la capital andaluza, donde la Hispano Aviación y la antigua compañía CASA, hoy integrada en el consorcio europeo EADS, fabricaron numerosos aviones de diseño propio para su uso a nivel nacional e internacional. Toda esa tradición e historia han convertido a Sevilla en una de las ciudades de mayor herencia industrial y tecnológica aeronáutica de Europa, que además sigue hoy día más presente que nunca gracias a proyectos como la Línea de Montaje Final del A400M de Airbus Military, que representa uno de los más firmes retos de la industria aeronáutica europea y uno de sus grandes pilares para el futuro de la economía y el empleo de la capital andaluza, el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía Aerópolis, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos o el futuro Centro de Formación y Entrenamiento de Pilotos del A400M.

Un proyecto divulgativo

Durante todo el año 2010 Sevilla se impregnará del espíritu aeronáutico con diferentes muestras, conferencias, exposiciones, exhibiciones y otras actividades culturales y divulgativas, así como a través de su presencia en algunas de las fiestas más significativas de la ciudad, como la Feria de Abril —cuya portada está dedicada al centenario de la aviación— o la Cabalgata de Reyes Magos —en la que ya desfiló una carroza conmemorativa del evento—, que pretenden acercar al público en general la trascendencia de este hito para la aviación y el proyecto aeronáutico de Sevilla.

La iniciativa está coordinada por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Agencia Urbana de Desarrollo Integral, Sevilla Global, y cuenta con el apoyo y patrocinio de numerosas entidades como la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, la Fundación Hélice, el Centro Avanzado de Tecnologías Avanzadas (CATEC), Airbus, la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla, el Real Aeroclub de Sevilla, la Fundación AENA, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Emasesa, la Obra Social de La Caixa y la sociedad AGESA, entre otros.

La idea de la celebración de esta efeméride surgió de la Sociedad del Pabellón de la Aeronáutica y de las Ciencias del Espacio (SPACE), un colectivo formado por José Clemente y Juan Antonio Guerrero, con el apoyo de Miguel Salas y Carlos Donaire, que lleva varios años trabajando con el objetivo de impulsar iniciativas socioculturales que fomenten el conocimiento y la divulgación de la historia y el patrimonio de la industria aeronáutica en Sevilla.

Anteriormente ya habían trabajado en la organización de otros eventos relacionados con el sector aeronáutico como los aniversarios de los primeros vuelos del Saeta y el Cuatro Vientos, y continúan fomentando la creación de un Pabellón Aeroespacial de Sevilla, cuya sede podría ser el Pabellón del Futuro de la Isla de la Cartuja, que precisamente se encargue de recuperar para las generaciones venideras todo el legado histórico y patrimonial de la aeronáutica sevillana pero de manera permanente. “Llevamos trabajando en el Centenario de la Aviación desde septiembre de 2008, aunque anteriormente ya habíamos establecido contactos para conseguir organizar el evento.

En todo este tiempo hemos dedicado muchas horas de trabajo y esfuerzo a esta iniciativa, pero no hemos perdido el entusiasmo por intentar lograr un gran acontecimiento que conmemore de manera importante los cien años de aviación en Sevilla, y que hoy es una realidad”, asegura Juan Antonio Guerrero, miembro de SPACE y también colaborador de la revista Aeronáutica Andaluza. La finalidad fundamental del evento es, como señala el propio Juan Antonio Guerrero, “de carácter divulgativo: estimular en la ciudadanía el interés por conocer el enorme patrimonio aeronáutico que atesora Sevilla, que la población hispalense y las personas que visiten la ciudad conozcan todo el legado industrial, social y cultural que la aviación y la aeronáutica han dejado en Sevilla en sus cien años de historia, y que sirva igualmente para potenciar al tejido empresarial existente en la actualidad. Mientras que en otras importantes zonas de la industria aeronáutica la actividad productiva se ha parado a lo largo de su trayectoria histórica, aquí en Sevilla se han construido aviones ininterrumpidamente desde los años 20, y eso, que es muy importante, no lo conocen los sevillanos ni los andaluces”, destaca. El único deseo que apunta el miembro del comité organizador para el Centenario de la Aviación en Sevilla es “que tenga mucha afluencia de público, que la gente acuda a las diferentes actividades y exposiciones.

Es una oportunidad histórica única, que otras ciudades españolas que ya han cumplido cien años de aviación como Madrid, Barcelona o Valencia no han celebrado. Por otra parte, también me gustaría que se reconociera el trabajo que han desarrollado todas las personas y entidades implicadas en el proyecto; por nuestra parte queremos destacar la labor del coordinador del sector aeronáutico en Sevilla Global, Ricardo Jiménez, sin cuyo apoyo este acontecimiento no hubiera sido posible”.

Exposición de aviones

El programa de actos del Centenario de la Aviación de Sevilla, aunque se inició el pasado mes de enero con la Cabalgata de Reyes Magos, se inauguró de manera oficial el 25 de marzo con la exposición “Cien Años de Aviación en Sevilla” en el Pabellón del Futuro de la Isla de la Cartuja. Esta muestra, que podrá visitarse hasta el 18 de abril, es el eje central del plan de actividades del centenario y cuenta con una exhibición estática de aviones históricos, una exposición interactiva sobre el funcionamiento de los aviones y una muestra de la industria aeronáutica local. En ella, los visitantes podrán observar de cerca una réplica del “Bleriot XI”, el primer avión que voló en Sevilla, que ha reconstruido la Fundación Aérea de la Comunidad Valenciana; así como un HA-200 “Saeta”, un modelo del C-101 y un F-5 procedentes del Museo del Ejército del Aire Cuatro Vientos, y un C-212 cedido por Airbus Military.

Adicionalmente, el ejército español también presta una colección de maquetas, y una colección de fotografías y filmaciones seleccionadas expresamente de su archivo histórico. La exposición también incluye una colección de 24 maquetas titulada “Un Siglo de Industria Aeronáutica Española”, cedida por la Fundación AENA, y la muestra “Hangar 2010” sobre la industria aeronáutica de Sevilla, a cargo de Sevilla Global. Asimismo, la Fundación Hélice, en colaboración con el Centro de Cultura Científica, Técnica e Industrial del Midi-Pyrénées, presenta una exposición didáctica interactiva denominada “El Avión ¿Cómo funciona?”, que cuenta con varios simuladores y túneles de viento. Por su parte, la Escuela de Ingenieros de Sevilla aporta a la exhibición el UAV Céfiro, desarrollado por sus estudiantes universitarios, y el motor de un F-5 seccionado, mientras que el INTA colabora también con varios aviones de pruebas UAVS desarrollados en el Centro de Experimentación de El Arenosillo.

Además de esta exposición central, el programa del centenario contempla la dedicación de la portada de la Feria de Abril, la exposición itinerante “Objetivo Volar” que La Caixa instalará en el mes de junio en la Plaza de San Francisco, y un ciclo de conferencias organizadas por el servicio histórico y cultural del Ejército del Aire en los Reales Alcázares que repasará el desarrollo histórico de la aeronáutica en Sevilla y que pretende finalizar con la intervención de Fernando Alonso y Nacho Lombo, director y copiloto del vuelo inaugural del A400M.

Otras iniciativas que se han sumado al programa han sido la edición del cómic 'Una Visita a un Siglo de Historia Aeronáutica”, que se distribuirá en centros universitarios y escolares, un ciclo de cine y un certamen de arte contemporáneo relacionado con la aeronáutica, todo ello a través de Emasesa; y varias actividades organizadas a través del Club UNESCO en Sevilla, como un concurso de dibujo sobre el tema 'Sevilla y la Aviación', un certamen de sevillanas, un concurso de investigación para estudiantes de ingeniería aeronáutica y un curso de libre configuración dirigido a alumnos universitarios y coordinado por el catedrático Damián Rivas.

Asimismo, el Círculo Mercantil Industrial y el Círculo de Labradores colaborarán con una exposición de maquetas de aviones realizadas por los antiguos miembros de la Asociación de Maquetistas Sevillanos. Como clausura a todos los actos del Centenario de la Aviación en Sevilla, el Real Aeroclub de Sevilla celebrará en el aeródromo de Tablada una gran fiesta y concentración aérea de homenaje a las instituciones, asociaciones, empresas, profesionales, trabajadores y ciudadanos que han compuesto y componen el sector aeronáutico sevillano. La actividad incluirá la participación de aviones acrobáticos y paramotores, aviones civiles y de transporte, clubes de paracaidistas, aeromodelismo, lanzamiento de minisatélites y patrullas acrobáticas de aviones y helicópteros. Un gran fin de fiesta para un año histórico en la aviación y aeronáutica de Sevilla.