Europa reconoce a la investigación andaluza en UAVs con un premio al proyecto AWARE

 

Equipo del proyecto AWARE que realizó la demostración final en la fábrica del Grupo Iturri en Utrera (Sevilla).

 

El profesor Aníbal Ollero recibe el premio por parte del jurado de EUROP-EURON.

Empresas Relacionadas: 
Revistas Relacionadas: 
thumbnail
Aeronáutica Andaluza nº14
Enero - Marzo 2010
Jan 1, 2010

Esta iniciativa ha recibido uno de los Premios de Transferencia de Tecnología EUROP-EURON 2010 que conceden la Plataforma Europea de Robótica EUROP, la Red Europea de Robótica EURON y la Asociación Europea de Robótica, por sus avances en el desarrollo de nuevas aplicaciones y tecnologías en el campo de los aviones no tripulados. El proyecto ha estado liderado por Aníbal Ollero, director científico del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC), y ha contado con la participación de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla y la Asociación para la Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA)

La I+D+I en el sector de la aeronáutica andaluza en el ámbito de los Vehículos Aéreos No Tripulados (UAVs) también está de enhorabuena.

El proyecto AWARE ha sido uno de los ganadores de los Premios de Transferencia de Tecnología EUROP-EURON 2010, que conceden conjuntamente la Plataforma Europea de Robótica EUROP —liderada por empresas—, la Red Europea de Robótica EURON —con 218 instituciones científicas y académicas de 27 países europeos— y la Asociación Europea de Robótica (EUnited Robotics). Se trata de la primera vez que un proyecto de innovación español recibe este importante premio europeo, ya que ninguna universidad o centro de investigación nacional lo había logrado hasta ahora.

Los Premios EUROP-EURON, que gozan de un gran prestigio en el ámbito académico y tecnológico y han celebrado recientemente su sexta edición, pretenden destacar la generación de tecnologías muy innovadoras y su transferencia de universidades y centros de investigación a las empresas. AWARE es un proyecto perteneciente al VI Programa Marco de la Comisión Europea que ha sido liderado por Aníbal Ollero, catedrático de la Universidad de Sevilla y director científico de Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC), que, con el equipo del Grupo de Robótica, Visión y Control de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla y la Asociación para la Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA), ha coordinado un consorcio de 8 universidades y empresas de 5 países europeos.

El proyecto andaluz fue premiado en una final que contó con un total de seis participantes, y que fue considerada por los miembros del jurado del certamen como la más competitiva y de mayor nivel de las seis ediciones celebradas hasta el momento.

Este año también se premió a la empresa Alsthom Inspection constituida por la multinacional Alsthom y las Universidades suizas ETHZ (Universidad Politécnica de Zurich) y EPFL (Universidad Politécnica de Lausanne), que desarrollan desde hace años numerosos proyectos sobre tecnologías robóticas de inspección; así como a un proyecto conjunto de la empresa TRIMO S.D. y la Universidad de Ljubljana (Eslovenia) por un proyecto sobre aplicaciones a la construcción.

La entrega de premios tuvo lugar el pasado 11 de marzo, que contó con la asistencia del profesor Ollero, encargado de recoger dicha distinción.

Nuevas aplicaciones

El proyecto AWARE ha dedicado sus investigaciones a sistemas de vehículos aéreos no tripulados integrados con redes inalámbricas de sensores, “desarrollando tecnologías de novedosas en este campo, y consiguiendo generar productos y servicios que están siendo comercializados con gran éxito por las empresas participantes en la iniciativa pocos meses después de su finalización”, señala Aníbal Ollero.

En concreto, el proyecto ha desarrollado y demostrado por primera vez en el mundo diversas tecnologías tales como el transporte conjunto, mediante tres helicópteros, de una carga que un único vehículo no puede transportar debido a limitaciones de carga útil; una aplicación que tiene interés comercial debido al incremento exponencial del coste de los helicópteros con la carga. En la demostración final del proyecto se consiguió transportar y depositar una carga encima de una estructura de 12 metros que simulaba un edificio en el que se ha declarado un incendio.

Esta prueba pretendía ilustrar el interés para aplicaciones tales como suministrar máscaras de oxígeno o equipos de primeros auxilios a personas en el edificio, o bien el despliegue de equipos de comunicaciones. En estas ensayos finales, realizados en la fábrica de Protec Fire del Grupo Iturri en Utrera (Sevilla), que también participó en el proyecto, se validó la aplicación de los helicópteros autónomos en vigilancia, despliegue de sensores con comunicaciones inalámbricas para toma de medidas en sitios inaccesibles, seguimiento automático de personas y vehículos, detección de incendios, e incluso extinción de incendios transmitiendo las coordenadas del fuego a un camión de bomberos con un sistema de apuntamiento automático del cañón de agua.

Además, “los helicópteros se aplicaron para la recogida de datos de sensores con comunicaciones inalámbricas, integrados en el vestuario de los bomberos, y que pueden suministrar medidas de concentraciones de gases y temperatura para la protección de los bomberos, resultado que será explotado por la compañía sevillana”, apunta el profesor Ollero.

Por su parte, la empresa Flying-Cam, entidad colaboradora en AWARE, ya comercializa helicópteros no tripulados desarrollados en el proyecto que se han aplicado para aspectos como la inspección de chimeneas en plantas químicas —que evita el elevado coste asociado a la parada de la planta para realizar la revisión— o en nuevas aplicaciones en cinematografía y filmación de eventos deportivos.

Actividad investigadora

Con el desarrollo del proyecto AWARE, el Grupo de Robótica, Visión y Control de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla, que coordina el profesor Ollero, ha continuado con la intensa actividad en el campo de sistemas de vehículos no tripulados (UAS) que viene impulsando en los últimos años.

Este grupo de investigadores y científicos andaluces ha realizado un total de 16 proyectos de investigación y desarrollo en los últimos 5 años, convirtiéndose así en uno de los principales grupos de investigación españoles y europeos en este tipo de tecnologías aeronáuticas y aeroespaciales.

 

Se trata de la primera vez que un proyecto de innovación español recibe este importante premio europeo, ya que ninguna universidad o centro de investigación nacional lo había logrado hasta ahora

 

CATEC, cuyo director científico es precisamente Aníbal Ollero, desarrolla también desde el año 2008 una importante actividad en nuevas tecnologías de UAS para su transferencia a las empresas del sector aeronáutico.

Para ello cuenta con una serie de investigadores con experiencia en estas tecnologías y se está dotando de una flota de vehículos de ala fija y de ala rotatoria, así como instalaciones para la realización de vuelos experimentales, como es el caso del Centro de Vuelos Experimentales ATLAS que se ubicará este año en Jaén.